La evaluación es individual y se considerarán las actuaciones en los talleres teórico-prácticos, en las reuniones de supervisión y en las prácticas y lo producido en los trabajos prácticos obligatorios.

 

 

CRITERIOS PARA EVALUAR EL DESEMPEÑO DE LOS ESTUDIANTES

 1) En relación con el Taller teórico práctico

 

1.1  Cumplimiento de la asistencia.

 

A partir de las intervenciones en las actividades de las clases:

1.2  Conocimiento y capacidad de análisis crítico de la bibliografía obligatoria.

1.3  Participación y capacidad de relacionar las categorías de análisis desarrolladas en el taller con sus propias prácticas.

 

 

2) En relación con los Trabajos entregados (TP 1, TP 2 y TP 3; entregas parciales y entrega final)

 

2.1. Presentación de trabajos en tiempo y forma.

 

2.2. Pertinencia y profundidad del análisis diagnóstico.

 

2.3. Coherencia en la elaboración de ejes y selección de contenidos acordes con las características del grupo y con los objetivos propuestos.

 

2.4.  Diseño de actividades apropiadas y variadas: selección de recursos pertinentes (por ejemplo, textos acordes con las posibilidades cognitivas de los alumnos y los objetivos planteados), formulación precisa de las consignas

 

2.5. Elaboración del instrumento de evaluación a partir y en función de los criterios. Coherencia entre todos los ítems.

 

2.6. Fundamentación de todas las decisiones de la programación en base a la comprensión y dominio de los contenidos disciplinares y didácticos (considerando no solo el punto 4 del TP Nº 2, sino todas las acciones del practicante e incorporando la bibliografía obligatoria)

 

 

3) En relación con el Desarrollo de las clases

 

3.1. Actitud de compromiso con las prácticas y respeto de las normas de la institución en la cual desarrolla las mismas y las establecidas por el docente-coordinador.

 

3.2. En relación al grupo-clase:

3.2.1. Capacidad de manejo de la comunicación en el aula (evitando las                                                                                                                       comunicaciones exclusivamente radiales y propiciando también otras formas de comunicación intragrupos, etc).

 

3.2.2. Esfuerzos por incluir a la totalidad del grupo en la situación de clase (por ejemplo, no dar “clase para cinco alumnos”, esfuerzo por incluir al “grupito que nunca trabaja” o preocupación por evaluar en proceso los aprendizajes de aquellos alumnos que “nunca hablan ni participan”).

 

3.3. Dominio de los contenidos disciplinares

 

3.4. Destrezas para la construcción del puente cognitivo y la transposición didáctica (esto incluye una enorme cantidad de estrategias posibles: la utilización de preguntas disparadoras, diálogos de tipo socráticos que fuercen el error y develen misconceptions, relaciones con la actualidad y/o situaciones significativas para los alumnos, relaciones con conceptos aprendidos anteriormente, planteo de situaciones problemáticas que favorezcan el cambio conceptual, etc.)

 

3.5. Capacidad de respuesta frente a situaciones no previstas.

 

 

4) En relación con las reuniones del grupo pequeño

 

4.1. Cumplimiento de la asistencia y horarios

 

4.2. Valorización del intercambio con sus pares y nivel de intervenciones

 

4.3. En relación a las reformulaciones de los trabajas: cumplimiento y avances en el proceso de aprendizaje teniendo en cuenta las entregas anteriores (cumplimiento de las fechas  de entrega acordadas, incorporación de las sugerencias del docente-coordinador, mayor dominio de los contenidos didácticos y disciplinares, etc.)

 

 

5) En relación con la capacidad de análisis y autorreflexión           

 

5.1. Capacidad para obtener información, reflexionar sobre ella y formular ajustes durante el proceso de las prácticas (en el taller, en el proyecto, en las clases).

 

5.2.  Capacidad para incorporar críticamente las sugerencias del docente-coordinador.

 

5.3.  Profundidad y complejidad en el análisis de las evaluaciones manifestando una actitud crítica hacia su propia práctica (involucramiento). (TP 3)

 

5.4.  Profundidad y complejidad en la autorreflexión final (fundamentalmente el TP 4)