TITULOS (Fondo negro)

 

ESCENA 1 

EXT. - CALLE DE CRUCE - DIA

 

Una calle tranquila de barrio, bordeada de árboles, donde pasa algún que otro coche y  pocos transeúntes.

 

TITULOS (Fondo negro)

 

ESCENA 2

EXT. - CALLE DE CRUCE - ATARDECER

 

La misma calle de la Escena anterior. Sus luces y las de algún negocio comienzan a encenderse.

Una música bolichera estridente, antecede la aparición de un coche que pasa un instante cruzando por la otra cuadra. La música de sus parlantes va perdiéndose en la distancia, fundiéndose con los pequeños sonidos del lugar.

 

TITULOS (Fondo negro)

 

ESCENA 3

EXT. - CALLE DE CRUCE - NOCHE

 

Las copas de los árboles de la calle en silencio. La luz de los faroles de la cuadra pasa entre las ramas cuando sopla un viento repentino. Sentimos el sonido del follaje que se sacude. Luego vuelven a detenerse, quedando nuevamente en la espesura de su oscuridad, desde donde apenas iluminadas se perfilan algunas de sus hojas. El sonido de la sirena de alguna ambulancia  resuena en el silencio del lugar, y luego se diluye. Ahora vemos la calle en soledad. En la esquina de la otra cuadra, la luz blanca y guardiana de un negocio que está con sus rejas bajas, contrasta con las sombras del lugar.

 

TITULOS (Fondo negro)

 

ESCENA 4

EXT. - CALLE DE CRUCE - NOCHE

 

La calle continúa solitaria. Aparece alguien caminando. Se detiene en la  esquina de la otra cuadra. Percibimos que se trata de una chica. Su silueta esta recortada a contraluz de la iluminación del negocio. Revisa el bolsillo de su campera, sacando algo que luego vuelve a guardar. Mira hacia todos lados, como perdida. Espera. Oímos el sonido de un vehículo que se apróxima y enseguida vemos al taxi cruzar la calle, pasando por donde está la chica que lo mira alejarse. Sin saber que hacer, la chica baja el cordón de la vereda, cuando escucha que otro coche se acerca. Sube nuevamente a la vereda y desde ahí hace señas a otro taxi que con sus luces la iluminan mientras se dirige hacia ella. Se detiene y entonces la chica sube.

Luego de un momento, el taxi se aleja por la calle. Encadena  con:

 

TITULOS (Fondo negro)

Encadena  con:

 

ESCENA 5

EXT. - CALLE DE CRUCE - NOCHE

 

El taxi se aleja por la calle. Las luces traseras del coche se van perdiendo en la oscuridad. Encadena  con:

ESCENA 6

INT. - UN LUGAR - DIA

 

El rostro del MUCHACHO. Su aspecto es desaliñado, con la barba un poco crecida. Una cadena oscura cuelga de su cuello, ocultándose en la remera descolorida. Esta sentado en una silla colocada al revés, ya que advertimos que deja descansar sus brazos en el respaldo. Percibimos que a un costado, muy cerca suyo, hay una ventana, pues de ahí proviene la luz del día, que sin embargo no alcanza a iluminar la pared del fondo que se esfuma en la oscuridad. Más allá de esto, y del sonido lejano que procede de la calle, cada vez que este personaje actúe desde  "Un Lugar", no tendremos ninguna otra referencia del ámbito en donde se encuentra.

El MUCHACHO fuma. Esta mirando con detenimiento hacia alguien que se encuentra sentado frente suyo. Y más que una pregunta, dice asintiendo:

 

                                                MUCHACHO

                        Querés que te cuente lo que pasó esa noche...

 

Trasunta cierta vacilación y emoción a la vez. Mira hacia la ventana un rato. Vuelve a mirar hacia la persona que delante suyo espera en silencio escuchar su relato, (por el momento no sabremos de quien se trata) y le sonríe:

 

                                                MUCHACHO

                        Yo soy...

 

Hace una pausa. No sabe por donde empezar. Fuma una pitada profunda y entonces, buscando las mejores palabras, arremete afirmando con convicción:

                       

                                               

                                                MUCHACHO

                        ...Bueh. Uno tiene que aprender a sobrevivir.

                        A adaptarse a la vida.

 

Sus ojos permanecen fijos, vivos, mirando hacia la persona que lo está escuchando.

 

 

ESCENA 7

EXT. - CALLE CENTRICA - NOCHE

 

El MUCHACHO parado en una esquina fuma y escudriña, con el mismo destello en sus ojos, al tránsito que circula por la calle. Tiene la cara afeitada y el cabello peinado. Lleva puesto un saco, que quizás perteneció a un traje, de corte pasado de moda y un poco gastado. Se puede entrever una forzada prolijidad. De pronto, parece encontrar lo que estaba buscando, porque clava su mirada hacia un sector de la calle y decidido, avanza unos pasos mientras levanta la mano parando un taxi. El vehículo se detiene, el MUCHACHO sube.

 

 

ESCENA 8

INT. - TAXI - NOCHE

 

El MUCHACHO le indica al TAXISTA:

 

                                                MUCHACHO

            A Conde y  Deheza.

 

El TAXISTA lo mira con desconfianza:

                                                TAXISTA

            Estás seguro? Mirá que es un viaje largo y yo gratis no trabajo.

 

El MUCHACHO simula sorprenderse ingenuamente y sacando de su bolsillo un billete de diez pesos se lo muestra con toda tranquilidad:

 

                                                MUCHACHO

            Te pago por adelantado, entonces...?

 

                                                TAXISTA

            No...Está bien, disculpame.

 

El TAXISTA enciende el reloj y arranca el vehículo.

 

 

ESCENA 9

INT/EXT. - TAXI Y CALLES CENTRICAS - NOCHE

 

Desde el interior del taxi, observamos pasar las cuadras concurridas por gente que regresa a sus hogares.

Hileras extensas de personas que aguardan los colectivos enmarañados en un tránsito caótico, que anuncia el final de la jornada.

En el asiento trasero, el MUCHACHO, controla su inquietud. Abre la ventanilla del coche y se apoltrona mirando hacia la calle, mientras el taxi se desplaza velozmente por entre los coches que circulan en una avenida comercial. El MUCHACHO se apacigua, sintiendo con placer como el viento le despeja la cara.

 

 

 

ESCENA 10

EXT/INT. - CALLES BARRIALES Y TAXI - NOCHE

 

El taxi atraviesa  calles  más tranquilas, con menos gente transitando.

Las manos del MUCHACHO secan su sudor sobre sus pantalones. Está canturreando una canción que se escucha por la radio, mientras observa la nuca del TAXISTA y luego, por el espejo retrovisor, ve que cansado el conductor, se restriega los ojos.

El taxi se interna en una zona solitaria y silenciosa, poco iluminada.

 

 

ESCENA 11

EXT/INT. - CALLE SILENCIOSA Y TAXI - NOCHE

 

El MUCHACHO desde el asiento trasero, mientras silba la canción pausadamente, se incorpora atento, observando las calles con las veredas bordeadas de árboles frondosos. En un rápido examen, mira hacia adelante y abajo del conductor. Saca un revólver del bolsillo de su saco y corriéndose por detrás del TAXISTA, coloca el caño del arma en la nuca de éste. Con el otro brazo lo aferra contra el asiento.

El conductor frena bruscamente. El motor del coche se detiene, apagándose también la radio.

El taxi ha quedado inmóvil en la soledad de la calle.

El MUCHACHO mira la calle adelante y hacia atrás, teniendo al TAXISTA sujeto y encañonado, que respira entrecortadamente:

 

                                                MUCHACHO

            Quedate tranquilo. Lo único que quiero es el coche, así que

            no hagas ninguna boludez y todo sale bien, eh?

El hombre permanece quieto, asustado:

 

                                                TAXISTA

            Escuchame, flaco,...el coche lo necesito...tengo tres hijos...

 

 De inmediato, lo empuja contra la puerta y apoyándose con una mano en la cara del chofer, salta al asiento de adelante sin dejar de apuntarlo:

 

                                                MUCHACHO

             Uf ! Si, ya se. Tres hijos, una mujer, el abuelo y un perro.

            Todos tenemos el mismo problema.  Vamos, abrí la puerta bajá!

             

El  TAXISTA con la cara aplastada contra el vidrio de la ventanilla, esboza un movimiento. El MUCHACHO lo oprime violentamente contra la puerta:

 

                                                MUCHACHO

            Pelotudo, bajá te digo!

 

El TAXISTA abre la puerta y el MUCHACHO lo lanza con un manotazo. El chofer baja a los tumbos y cae en la calle a la vez que el MUCHACHO se sienta frente al volante, poniendo en marcha el motor. La radio también se enciende. Mueve la palanca de cambios y arranca rápidamente mientras se escucha:

 

                                                TAXISTA

            Por favor, no te lo lleves,  que tengo que pagar la cuota de

            la patente...

 

Manejando a toda velocidad, el MUCHACHO cierra la puerta y se vuelve un instante hacia atrás, viendo a través del vidrio al TAXISTA que, levantándose del suelo, le grita:

 

                                                TAXISTA

            Andate a la puta madre que te parió, turro de mierda!

 

El MUCHACHO mira hacia adelante. Dice para sí:

 

                                                MUCHACHO

            Que el seguro te lo pague...

 

El TAXISTA solo, parado en medio de la calle, se pierde en la distancia y la negrura del lugar.

 

 

ESCENA 12

INT/EXT. - TAXI Y CALLE CON TELEFONO PUBLICO - NOCHE

 

Mientras conduce de prisa por las calles, el MUCHACHO revisa la guantera y de arriba del parasol saca algunos papeles, los observa y luego los tira por la ventanilla. Agarra el monedero, toma unas monedas y estaciona junto a un teléfono público que se encuentra en una vereda.

Tranquilo, baja del automóvil. Toma el teléfono, coloca las monedas. Disca y espera. Del otro lado de la línea no contesta nadie. Cuelga. Espera un segundo y vuelve a marcar. El teléfono al que llama sigue sin contestar. Finalmente corta y vuelve al coche. Se detiene junto a la puerta y observa la calle que ofrece un pavimento terso y ancho. Calmo.

Respira hondo y se distiende. Se quita el saco, mirando con cierta satisfacción al taxi. Su chapa está intacta y brilla el esmalte del negro profundo y el amarillo.

Sube nuevamente al coche, apaga la radio y acomoda para sí el espejo retrovisor. La banderita roja se enciende y el coche arranca.

 

 

ESCENA 13

INT/EXT. - TAXI Y AVENIDA - NOCHE

 

El MUCHACHO circula lento con el taxi, bordeando las veredas de una avenida con un transito ya despejado. Mira atento hacia los transeúntes que andan por allí.

Un HOMBRE OBESO, con traje y corbata, que está en la parada de un colectivo, le hace señas al taxi que se detiene. El hombre sube. El MUCHACHO lo saluda con cordialidad:

 

                                                MUCHACHO

            Hola, buenas noches...

 

El hombre bufa. Sostiene abrazando contra su pecho un portafolios de cuero.

Sin contestar el saludo, indica una dirección:

 

                                                HOMBRE OBESO                                      

            (Dirección)

 

El MUCHACHO enciende el reloj, apagándose la banderita y luego arranca.

 

 

 

ESCENA 14

INT. - TAXI - NOCHE

 

Las luces reflejadas en el parabrisas van pasando lentamente. El MUCHACHO conduce apacible. Contempla las calles como si estuviese paseando.

De pronto dice, expresando un pensamiento en voz alta:                                        

                                   

                                                MUCHACHO

            Se puso linda la noche...

 

Un semáforo marca la luz amarilla y el taxi se desliza suavemente, deteniéndose en la esquina cuando aparece la luz roja. El MUCHACHO pasa una franela por el tablero del coche. Se siente cómodo en el lugar que esta ocupando:

 

                                                MUCHACHO

            Lástima que hay poca gente en la calle...

           

Se recuesta en el asiento y extiende el brazo en el respaldo mientras espera que cambie el semáforo. Mira por un momento hacia atrás, al HOMBRE OBESO:

                       

                                                MUCHACHO

            Por ahí, con usted, rompo la racha...porque en tres horas

            que llevo  arriba del auto hice dos viajes cortos nada más.

                       

El HOMBRE OBESO solo responde con algún gesto. Parece molestarle la conversación. Observa la hora en su reloj y luego mira inquieto hacia el semáforo, que se pone verde. El MUCHACHO se toma su tiempo en arrancar de nuevo. Maneja parsimoniosamente:

 

                                                MUCHACHO

            Igual yo prefiero andar dando vueltas que perder el

            tiempo en un bar, como hacen otros.

 

El HOMBRE OBESO sigue sin prestarle atención. Mira ansioso el camino mientras el MUCHACHO continúa inventando su historia:

 

                                                MUCHACHO

            Total, trabajo tranquilo , sin horarios... Como el coche es

            de mi viejo,              y desde que me rajaron del laburo lo estoy

            ayudando con el taxi...

            Aunque no por mucho tiempo . Vamos a ver si entro a trabajar

            en una agencia de  automóviles  de importación,  que es de un

            primo de mi papá... 

 

A través del parabrisas vemos la avenida, con poco movimiento de coches y gente, por donde transita el taxi. La voz del MUCHACHO se va extinguiendo  a la vez que sigue fabulando.

           

     

ESCENA 15

INT. - UN LUGAR - DIA

 

El rostro del MUCHACHO. Continúa sentado en la silla, tal como en la Escena 6, mirando a la persona que frente suyo lo escucha:

           

                                                MUCHACHO

            No se...me salía así de golpe... Hablar...A mi me gustaba

            hablar con los pasajeros.

                                                MUCHACHO

            Y de paso me hacía  de unos mangos más.

            Pero sobre todo, lo que yo quería era  charlar. Que se yo, de

            cualquier cosa ...intercambiar opiniones.

 

 

ESCENA 16

INT. - TAXI - NOCHE

           

El HOMBRE OBESO interrumpe la conducción del MUCHACHO, golpeándole el hombro :

                       

                                                HOMBRE OBESO                                      

            No pibe, qué haces? Si agarrás por ésta no llegamos nunca!

 

El MUCHACHO sin dejar de manejar, aminora la marcha:

 

                                                MUCHACHO

            Pensaba doblar en San Juan y luego tomar por Urquiza...

           

El pasajero se impacienta:

 

                                                HOMBRE OBESO                                      

            No, no. Mejor doblá en la próxima y retomá por

            Combate de los Pozos.

 

                                                MUCHACHO

            Pero nos abrimos mucho...

                                               

                                                HOMBRE OBESO                          

            (Con fastidio) Querido, hacé lo que te digo, por favor!

 

                                                MUCHACHO

            Está bien, está bien. Como usted quiera. El pasajero

            siempre tiene razón...

 

El MUCHACHO se queda en silencio. Vigila por el espejo al HOMBRE OBESO que ahora abre el portafolios, que tiene aferrado sobre su pecho, y por un momento observa preocupado su interior. El MUCHACHO continúa, tratando de recomponer la situación:

 

                                                MUCHACHO

            Eso es lo que dice mi viejo, que el pasajero siempre tiene  

            razón... Mi viejo, hace como treinta años que es tachero...

            Usted a que se dedica, señor?

 

El HOMBRE OBESO mantiene un silencio rígido, y al fin sólo dice con hosquedad:

 

                                                HOMBRE OBESO                                      

            Soy carnicero.

 

El MUCHACHO esboza para sí una sonrisa nerviosa que inmediatamente domina. Los dos continúan el viaje callados.

 

 

 

 

ESCENA 17

INT. - UN LUGAR - DIA

 

El MUCHACHO se inclina hacia la persona a la que le habla, que está fuera de cuadro:

                                                MUCHACHO

            En la noche, arriba de un taxi, conocés gente...A veces,

            no son lo que parecen. Pensás: a dónde irá este tipo,

            o por qué estará apurada esa mujer. Si están todos solos,

            o si alguien los espera...

            Andás con ellos un rato y después, chau, no los ves nunca más.

             

Hace una pausa. Repara en lo que acaba de decir y mirando a la persona que lo acompaña, comprende su obviedad y se sonríe. 

Luego lleva a su boca otro cigarrillo que enciende:

 

                                                MUCHACHO

            Los que se rayaban con que trabajara un poco los taxis,

            eran los "Tres Hermanos".

            Decían que así yo me arriesgaba al pedo, y a ellos también.       

            A la mañana siguiente, despues de todo lo que pasó, quería 

            sacarme cuanto antes el coche de encima. Y entonces, se los llevé.

 

 

ESCENA 18

EXT. - CALLE DE GALPON - AMANECER

 

Una calle de tierra, apartada, del gran Buenos Aires. El taxi avanza hacia cámara. Se escucha una música que proviene de la radio del vehículo. El MUCHACHO detiene el taxi frente a un galpón que tiene las persianas cerradas, y enciende un cigarrillo. Se siente agotado. Saca de su bolsillo el dinero que hizo durante la noche y lo cuenta. Luego, se inclina hacia atrás, descansando. Juega con los dedos sobre el techo, al compás de la música. Espera.

 

 

ESCENA 19

EXT. - CALLE DE GALPON - DIA

 

El lugar se encuentra silencioso. La cámara recorre lateralmente el taxi mostrando al MUCHACHO que sigue sentado junto al volante, pero ahora duerme.

Se escucha un ruido metálico y el MUCHACHO se despierta. Desde su lugar observa que las persianas del galpón comienzan a subir. La cámara, acompañando este movimiento, panea hacia arriba y podemos leer que por sobre el portón, un cartel dice: "Taller 3 Hermanos".

Detrás de las persianas que se siguen levantando, descubrimos ahora a LUIS, tirando de la cadena con fuerza, mientras con bronca, putea por lo bajo:

 

                                                COCO OFF

            Vos a mi no me podés hacer eso...!                                    

           

Sorpresivamente, COCO se abalanza sobre su hermano LUIS, subiéndosele por la espalda y con una llave inglesa que sostiene en la mano. Los dos se revuelcan por el piso a las trompadas.

Podemos ver que el interior del galpón es un desarmadero de vehículos, con los autos desguazados y sus piezas amontonadas en diferentes pilas. Sucio y lleno de polvo.

Desde el fondo viene corriendo TITO, el tercer hermano, que intenta separar a COCO y LUIS. El también recibe algunos golpes que al final devuelve con la misma furia que sus hermanos.

En el taxi, el MUCHACHO sin ningún interés por lo que sucede, deja caer la cabeza nuevamente en el respaldo y se adormece.

En un momento, COCO es apartado de la trifulca con un golpe hacia un costado. Tirado en el suelo, se encuentra mareado y con la cabeza dolorida. Trata de recomponerse, cuando observa hacia el exterior del galpón: el taxi brilloso y entero con el MUCHACHO recostado en el asiento delantero. Sin dejar de mirarlo, llama a sus hermanos, que continúan peleándose:

 

                                                COCO

            Eh! Paren...! Paren, che! Miren al pendejo!

 

En el suelo, los otros dos, exhaustos, se separan. Miran a su hermano que con la mirada les indica:

 

                                                TITO

            Qué diablos le pasó?

 

El silencio y la breve quietud desvelan al MUCHACHO que vuelve su mirada hacia el galpón, desde donde ahora TITO se levanta, encaminándose hacia el coche. Los otros dos lo siguen. Llegan al taxi y rodean la puerta. Observan al MUCHACHO, que los mira confundido:

                       

                                                TITO

            Es un forro.

 

Y le da una bofetada que lo despabila:

                                                TITO

            Sos pelotudo vos? Cómo se te ocurre dejar el coche

            estacionado frente al taller?                                            

 

El MUCHACHO se incorpora y sale del taxi. Los tres hermanos lo arrinconan contra el vehículo:

                                                MUCHACHO

            Vine anoche, pero estaba cerrado... Además, los estuve

            llamando por teléfono todo el tiempo y no contestaba nadie.            

 

LUIS lo mira maliciosamente:

 

                                                LUIS

            Seguro que este inconsciente estuvo laburando el taxi.

 

El MUCHACHO se defiende:

                                               

                                                MUCHACHO

            No, no! Lo que pasó fue que recién lo conseguí a las tres de

            la mañana... Che, Tito, no se pongan así! Dame la guita que

            me tengo que rajar. Estoy apurado.

 

                                                TITO

            Encima de todo, traés una marca equivocada y querés la plata?

           

COCO recorre el coche por el otro lado, observándolo, mientras revolea en su mano la herramienta:

                                                MUCHACHO OFF

            Pero cómo? No era con Peugeot con lo que están trabajando?

                                                TITO OFF

            Eso fue la semana pasada. Ahora necesitamos los Renaut.

 

De pronto, COCO descubre en el tapizado del asiento trasero un gran manchón de sangre. Señalándolo, grita:

 

                                                COCO

            El pendejo amasijó a alguien!

 

TITO y LUIS se agachan mirando el asiento y el MUCHACHO entonces se aparta de ellos y sacando su revólver, los apunta:

 

                                                MUCHACHO

            Y los voy a reventar a ustedes también si no me pagan lo que

            me deben!

 

Los hermanos lo miran asombrados:

                                               

                                                TITO

            Este se volvió loco...

                                                LUIS

            Qué hacemos ahora, Tito?

 

TITO relojea por un instante a COCO. Trata de ganar tiempo:

 

                                                TITO

            Así nos da las gracias por el trabajo que le damos.

            Que su viejo después no diga que están muertos de hambre.

             Coco!            Andá a buscar la plata!

COCO asiente con un gesto, mira fijamente hacia el MUCHACHO y repentinamente revolea la herramienta que tenía en la mano, lanzándola en lo alto, mientras se tira al suelo, escondiéndose detrás del auto. El MUCHACHO la mira venir girando por el aire hacia él. La herramienta pega en la frente del MUCHACHO, derrumbándolo. Es en ese momento que dispara hacia abajo, rompiendo el zapato e hiriendo el pie de TITO, que grita y salta tirándose en el piso. LUIS se tira sobre él, confundido, tratando de ayudarlo mientras COCO gatea por detrás del coche, yendo también en auxilio de su hermano. El MUCHACHO, tirado en el piso con el revólver en la mano, observa rápidamente la situación y a los tumbos se levanta y comienza a correr, alejándose del lugar. LUIS y COCO, al ver al MUCHACHO que se escapa, abandonan a TITO en el suelo, que sigue gritando, y suben furiosos al coche, para perseguirlo. Pero la llave no está en el encendido y la buscan enloquecidos.

 

 

ESCENA 20

INT. - UN LUGAR - DIA

 

El MUCHACHO acodado en la silla, se encoge de hombros:

 

                                                MUCHACHO

            Así fue como dejé el asunto de los taxis.

 

ESCENA 21

EXT. - CALLE DE GALPON - DIA

 

El MUCHACHO corre con la herida en su frente, que chorrea sangre. Se vuelve por un instante hacia atrás, observando la escena: Los hermanos buscando la llave y TITO llorando en el piso. Tira unos tiros al aire y ríe. Dobla por un camino.


ESCENA 22

EXT. - CALLE CERCANA AL GALPON - DIA

 

Sin dejar de correr y reír, saca de su bolsillo las llaves del taxi y las tira en un charco.

 

 

ESCENA 23

INT. - UN LUGAR - DIA

 

El MUCHACHO expresa lo que sintió en ese momento:

 

                                                MUCHACHO

            Como borracho...No podía parar. No me podía detener...

 

 

ESCENA 24

EXT. - CALLE CERCANA AL GALPON - DIA

 

El MUCHACHO se aleja escapando.

 

 

ESCENA 25

INT. - UN LUGAR - DIA

 

El MUCHACHO larga una gran bocanada de humo.

Se queda pensativo. Hay algo en el recuerdo que lo abstrae de este momento.

 


ESCENA 26

INT/EXT.- TAXI, CALLE Y PASILLO DE CASAS - NOCHE

 

La mano del MUCHACHO detiene el reloj que marca el importe del viaje. El HOMBRE OBESO mira con recelo a su alrededor, le extiende el dinero e incómodamente desciende  del coche, aferrando el ataché contra su pecho. Camina unos pasos por la vereda y se detiene mirando el número de una puerta abierta que da a un largo y angosto pasillo de departamentos bajos. Entra. En el silencio del lugar, sólo se escuchan los ladridos de un perro, desde el fondo de algún patio. El MUCHACHO mira hacia la calle, comprobando su soledad. Mientras guarda la plata en el bolsillo, observa intrigado al HOMBRE OBESO que se aleja pesadamente por el penumbroso pasillo, hasta que lo ve detenerse y luego golpear una puerta.

En su puño, el MUCHACHO aprieta la palanca de cambio y la mueve. Está preparado para marcharse cuanto antes, pero la curiosidad lo retiene un momento más y es entonces cuando su expresión se ablanda, con cierto asombro, ante lo que ve. En el estrecho y largo pasillo, el HOMBRE OBESO, iluminado ahora por la luz que deja pasar desde el interior la puerta abierta de un departamento, es recibido por tres niños que lo abrazan y se cuelgan con cariño de su cuello.

 

 

ESCENA 27

INT. - UN LUGAR - DIA

 

En silencio, el MUCHACHO esta concentrado en ese recuerdo que de alguna manera lo involucra íntimamente. Luego de un momento, vuelve de su abstracción y recompone su relato:

 

                                                MUCHACHO

            Despues del primer pasajero, me mandé como cuatro, cinco

            viajes al hilo. Me estaba haciendo de buena guita... 

 

 

ESCENA 28

INT/EXT.- TAXI , CALLE Y PASILLO DE CASAS - NOCHE

 

El MUCHACHO se sonríe para sí mientras el HOMBRE OBESO, alzando a los niños, entra al departamento.

El sonido de unos pasos ligeros distraen la atención del MUCHACHO, que se vuelve hacia atrás a la vez que una mujer abre la puerta y sube al taxi:

 

                                                MUCHACHO

            Hola, qué tal...?

 

La mano del MUCHACHO prende nuevamente el reloj.

 

 

ESCENA 29

EXT/INT. - TAXI - ESCENAS DE VIAJES - NOCHE

 

Sucesión de imágenes y situaciones donde la música se intercala, se funde con los sonidos de las escenas en las que vemos:

 

Desde el coche que transita paralelamente por  su calle, una vereda con carteles y bares iluminados, por la que anda gente. Hay también familias que revuelven en las bolsas de basura, guardando objetos en sus carros.

El muchacho conduce con un brazo acodado sobre la ventanilla abierta, mientras charla animadamente. Por momentos, mira por el espejo hacia el pasajero. A través del espejo retrovisor, una mujer que esta mirando por la ventanilla, se sonríe y luego gira hacia el espejo, contestando.

 

A través del parabrisas del vehículo, vemos a un hombre que en una vereda levanta la mano, llamando al taxi que se le apróxima. En otra calle, otro hombre corre levantando la mano.

 

Desde el coche que transita paralelamente por su calle, una vereda solitaria, con algún transeúnte que camina por allí.

 

Los ojos del muchacho miran. Por el espejo retrovisor una pareja se besa apasionadamente. El muchacho los está observando y se sonríe para sí.

 

El muchacho conduce llevando a un hombre que desde atrás, apoyado en el respaldo delantero, habla con vehemencia y por momentos canta junto al muchacho que lo acompaña. De pronto, el muchacho ve algo delante suyo que lo silencia. Por el parabrisas podemos ver que en la calle el coche pasa cerca de un joven que es empujado contra la pared por un policia, mientras un grupo de gente los rodean y otro hombre de civil lo apunta con un arma. El muchacho sin dejar de conducir observa un instante por el espejo y alejándose del lugar, vuelve a cantar acompañando a su pasajero.

 

 

ESCENA 30

INT. - UN LUGAR - DIA

 

El MUCHACHO cuenta con entusiasmo:

                                                MUCHACHO

            La suerte me acompañaba... Todo estaba de mi lado.

            Y ese coche me dejaba andar legal por las calles.

 

 

ESCENA 31

INT/EXT. - TAXI Y AVENIDA LUGONES - NOCHE

 

Desde el punto de vista del MUCHACHO manejando, el taxi se desplaza por una avenida (Lugones) que se presenta delante suyo casi exclusivamente para él. Por el espejo retrovisor puede verse ahora en el asiento trasero, a un viejo que duerme apoyando la barbilla en el pecho. El MUCHACHO mientras maneja, le da un vistazo a través del espejo y prende la radio. El fuerte sonido de la música no altera el sueño del pasajero, que continúa tranquilamente durmiendo. El MUCHACHO se vuelve un instante mirándolo con resignación y luego se dispone a disfrutar del viaje. Conduce con satisfacción. A su costado desciende, paralelamente al trayecto del taxi, un avión. El MUCHACHO lo observa aterrizar en el aeroparque que se encuentra cercano a la avenida.

 

 

ESCENA 32

EXT. - UNA CALLE  - NOCHE

 

El taxi del MUCHACHO se estaciona junto al cordón de la vereda. El VIEJO desciende y el vehículo se marcha, alejándose por la calle.

 

 

 

 

ESCENA 33

INT/EXT. - TAXI Y CALLE SOLITARIA - NOCHE

 

El MUCHACHO maneja ahora despacio. Cuenta animado el dinero que está ganando. Se acomoda, sacando el revólver que le estorba de su cintura y lo guarda debajo de su asiento. Cuando de pronto oye un tiro que resuena en la oscuridad de la noche. Agacha instintivamente la cabeza y frena bruscamente. Se agazapa en el asiento mirando hacia atrás. Observa la calle solitaria. Las casas de la cuadra tienen sus luces apagadas. Hay un instante de silencio. Levanta la cabeza lentamente y es en ese momento que se escucha un grito y dos tiros más, que parecieran provenir desde un interior. Dos o tres casas encienden las luces. El MUCHACHO se acomoda en el volante:

 

                                                MUCHACHO

            Estoy jodiendo mucho hoy.. .

 

Arranca el taxi y huye velozmente.

 

 

ESCENA 34

EXT. - CALLE CON OTRO TEL. PUBLICO Y  PARRILLA -NOCHE

 

Un teléfono público. El taxi avanza a toda velocidad y se detiene junto a él. El MUCHACHO baja rápidamente y toma el teléfono. Disca y espera. Del otro lado de la línea siguen sin atender:

 

                                                MUCHACHO

            Qué mierda les pasa que no contestan!

 

 Cuelga y observa preocupado el coche:

 

                                                MUCHACHO

            Es una lástima dejarte acá, pero me parece que va a ser lo mejor.

 

Abre la puerta del coche y se agacha, estirándose para sacar su arma.

Tantea su mano debajo del asiento. El arma se le ha trabado entre el suelo y un matafuego. Tira y empuja tratando de liberarla, sin advertir que otro taxi se detiene en la calle a la par del suyo y el TAXISTA (2) que lo maneja, desde su ventanilla cureosea el vehículo y al MUCHACHO, al que ve parcialmente. Toca la bocina. El MUCHACHO, sobresaltado levanta la vista y ahí lo descubre:

 

                                                TAXISTA (2)   

                        Necesitás ayuda...?

 

El MUCHACHO queda detenido en su movimiento, mirándolo desde abajo y entonces dice lo primero que se le ocurre mientras se incorpora lentamente, disimulando su susto:

 

                                                MUCHACHO

            El asiento...Se me corrió. Pero ya lo arreglé.

 

El TAXISTA (2) mira hacia adelante y luego le pregunta:

 

                                                TAXISTA (2)

            Sos el nuevo peón de Jorge...?

                                               

El MUCHACHO hace un gesto afirmativo:

 

                                                TAXISTA (2)

            Te conviene esperar en la otra cuadra, a la vuelta...

 

El TAXISTA (2) gira su mirada hacia adelante. El MUCHACHO no comprende y mira hacia la misma dirección: En la esquina de la cuadra de enfrente hay una parrilla llena de gente y cerca dos o tres taxis esperan pasajeros:

 

                                                TAXISTA (2)

            Porque sino los muchachos de la parada te joden.

 

Tratando de ser convincente, el MUCHACHO se apoya en el coche, transpira:                   

 

                                                MUCHACHO

            No...me voy a dar unas vueltas. Tengo para toda la noche.

 

El TAXISTA (2) mueve su coche:

 

                                                TAXISTA (2)

            Mañana si querés, venite. Por ahí,  lo arreglamos...

 

El MUCHACHO levanta una mano saludándolo. El TAXISTA (2) se aleja hacia la esquina mientras el MUCHACHO lo observa quieto desde su lugar, y luego se agacha nuevamente, quitando al fin el arma de debajo del asiento que se coloca en la cintura. Sube al coche y lo vuelve a poner en marcha. En la esquina, el TAXISTA (2) baja de su coche y se une a otros tres choferes. Miran hacia el MUCHACHO que ahora pasa despacio cerca de ellos y les esboza una sonrisa, mientras los taxistas comentan algo entre ellos y lo observan. Puede ver a unos metros atrás de ellos, a un policia vigilando la parrilla, que mueve los pies, tratando de quitarse el frio.

ESCENA 35

INT/EXT. - TAXI Y CALLE SIN SALIDA  - NOCHE

 

El MUCHACHO mientras conduce observa las calles. Está incomodo. La distensión y tranquilidad que antes trasuntaba, han desaparecido. Ahora ha vuelto a tomar conciencia de su realidad y se siente en peligro deambulando por la ciudad. No sabe si dejar el coche en cualquier lado o si esperar y llevarlo al desarmadero. Canturrea:

 

                                                MUCHACHO

            No me gusta nada...no me gusta nada...

 

Dobla en una esquina, avanza unos metros por una calle oscura. A través del parabrisas los faroles del coche iluminan un paredón en el final de la calle, sin salida. Mira hacia ambos lados y retrocede nervioso, dando marcha atrás al vehículo. Cuando esta llegando a la esquina, suena una bocina y entonces se detiene, las luces de otro coche lo iluminan fugazmente. El MUCHACHO ve pasar a un taxi que se aleja a toda prisa. Luego, lentamente, gira y retoma por la calle por la que pasó el otro coche.

 

 

ESCENA 36

INT/EXT. - TAXI Y CALLE DE CRUCE - NOCHE

 

El MUCHACHO maneja  preocupado mirando por donde va, cuando descubre algo delante suyo que lo hace dudar un instante. En una esquina, recortada a contraluz de la iluminación de un negocio, una CHICA le hace señas. La idea de retomar su juego, de distraerse hasta que llegue el momento de llevar el coche, lo reanima nuevamente y entonces se decide y acelera.

El taxi se acerca a ella y se detiene. La CHICA sube al asiento trasero. El MUCHACHO sonriente vuelve su mirada hacia atrás, pero su sonrisa se desvanece al encontrar el rostro de una joven que no alcanza la mayoría de edad y que conmovida por algún motivo, mantiene su mirada lejana, con los ojos enrojecidos y moqueando por la nariz.

Apenas atina a decir:

           

                                                MUCHACHO

            Ya me iba..., pero si no vas muy lejos, te llevo.

                                   

La CHICA sumergida en su incertidumbre, lo mira un rato sin comprender. Su silencio y el de la calle inquietan al MUCHACHO que espera una respuesta. De pronto ella le indica:

 

                                                CHICA

            (Dirección)

 

El MUCHACHO se siente perdido, no ubica las calles. Y las ganas que tenía un momento antes de seguir llevando pasajeros, le han desaparecido:

 

                                                MUCHACHO

            Todavía no conozco muy bien algunas calles, porque soy nuevo

            y estoy cansado...

 

La CHICA lo interrumpe, sólo quiere llegar a ese lugar:

 

                                                CHICA

            Está bien...Seguí por esta calle, yo te digo.

 

El MUCHACHO esta por decir algo, pero al final se resigna y le hace caso, arrancando el vehículo.

 

 

ESCENA 37

INT/EXT. - TAXI, CALLES Y CALLE SOLITARIA - NOCHE

 

El MUCHACHO mientras conduce, atenúa su impaciencia volviendo a su rol de taxista, inventando, pero sin demasiada convicción:

 

                                                MUCHACHO

            Desde las siete de la manana que no paro de levantar pasajeros.

            Recién, cuando me tomaste, no habia hecho dos cuadras que dejé

            a un señor. Y asi fue toda la noche... Falta mucho, piba?

 

Se da cuenta que la CHICA no lo escucha. Ensimismada en algo que la perturba, trasunta ansiedad al observar las calles por donde avanzan:

                                   

                                                CHICA                                            

            Doblá aca !

 

El MUCHACHO rapidamente cambia el rumbo doblando hacia la derecha. Ella observa la calle reconociendo el lugar:

 

                                                CHICA

            En la esquina, volvé a doblar...

 

                                                MUCHACHO

            Bueno.


El MUCHACHO se apróxima a la esquina y cuando esta doblando a la derecha, se sorprende al ver nuevamente ( ). Entonces mira desconcertado hacia la calle por la que avanza, la misma en la que un rato antes había escuchado los tiros. Sólo que ahora, un grupo de gente se concentra en la puerta de una casa donde también se encuentra un patrullero y una ambulancia. Impulsivamente, la CHICA toma el hombro del MUCHACHO y le dice por lo bajo, como una súplica:

           

                                                CHICA

            Por favor, no te detengas!

 

El MUCHACHO transpira. Se acerca lentamente hacia la casa. Allí, sobre unas camillas, están sacando dos cuerpos cubiertos por unas mantas. Desde la calle, un policia le hace señas para que avance y siga. El MUCHACHO, atónito, intenta decir algo, balbucea:

           

                                                MUCHACHO

            Parece que hubo un accidente...

 

La CHICA no lo escucha. Ocultándose detrás de la ventanilla, mira la escena mientras pasan con el taxi paralelamente por el lugar. El MUCHACHO observa a la CHICA por el espejo que baja la vista y cerrando sus párpados, llora en silencio. Atrás queda la cuadra, con el movimiento de gente y las luces de la ambulancia y el patrullero.

El MUCHACHO, disimulando su nerviosismo, al fin dice como si nada hubiese sucedido:

           

                                                MUCHACHO

            Sigo por ésta, entonces?

 

Ella reacciona, tratando de componerse:

                                               

                                                CHICA

            Necesito un teléfono. Tengo que hacer una llamada.

 

 

ESCENA 38

INT/EXT. - TAXI Y CALLE CON TEL. PUBLICO (3) - NOCHE

 

El taxi estaciona junto a un teléfono. La CHICA se baja con cierta dificultad.

El MUCHACHO espera preocupado en el interior del coche. No sabe que hacer, siente que corre riesgo. Habla para sí:

                       

                                                MUCHACHO

            Qué estoy haciendo yo acá? Quién me la mandó a esta mina? 

 

Observa que la CHICA se ha comunicado con alguien. Apenas escucha algunas frases de la conversación que ella mantiene por teléfono:

 

                                                CHICA

            Si, estoy bien...no te preocupés. Sólo que quiero ir para allá...

            No te asustes...

 

El MUCHACHO en el taxi se inquieta:

 

                                                MUCHACHO

            Seguro que ésta se metió en un choreo y los cagaron. Pobre

            piba... (Duda en irse o quedarse) Y además no debe tener

            ni un mango para pagarme. Ma, si! Yo me rajo!

Mueve la palanca, pero el cambio no entra. Insiste. Es en ese momento que la CHICA sube nuevamente al coche. El MUCHACHO logra colocar la palanca y arranca velozmente:

                                                CHICA

            Vamos a la terminal de micros de Retiro.

 

El MUCHACHO maneja a toda marcha, queriendo deshacerse de ella cuanto antes:

                                                MUCHACHO

            Si, si. Está bien.

 

 

ESCENA 39

EXT. - CALLES - NOCHE

 

El taxi circula velozmente por las calles.

 

 

ESCENA 40

INT. - TAXI - NOCHE

 

El MUCHACHO maneja angustiado, queriendo llegar cuanto antes a la estación.

En un momento, mira por el espejo hacia la CHICA y la ve desvanecida, deslizándose por el asiento, sobre su lado izquierdo. El MUCHACHO, sin dejar de manejar, se vuelve por momentos hacia ella:

                       

                                                MUCHACHO

             Flaca..., qué te pasa?... Estás borracha...?                          

            Vamos, despertate!

La empuja con su mano tratando de enderezarla y es cuando advierte algo húmedo en el cuerpo de la CHICA. Retira su mano rápidamente, dejandola caer sobre el asiento trasero, y con espanto descubre sus dedos manchados de sangre.

 

 

ESCENA 41

EXT/INT. - CALLE MICROCENTRO Y TAXI - NOCHE

 

El taxi estaciona bruscamente. El MUCHACHO desde su lugar, mira para todos lados, desesperado. La calle en la que se ha detenido es una de las perpendiculares al Bajo, en la zona del microcentro bancario.

El MUCHACHO pasa las mangas de su saco frotando rápidamente el volante y cubriéndose la mano con el puño de su abrigo, abre la puerta, sale y la cierra de un golpe.

 

 

ESCENA 42

EXT. - CALLE MICROCENTRO - NOCHE

 

Parado junto al taxi, el MUCHACHO mira hacia todos lados y luego se aleja corriendo. Cruza en diagonal la calle.

 

 

ESCENA 43

EXT. - PLAZA SAN MARTIN - NOCHE

 

El MUCHACHO viene corriendo. Cruza y avanza por la vereda de la plaza San Martín, que da a Leandro N. Alem, una avenida ancha e iluminada. Angustiado, trata de tranquilizarse. Disminuye la marcha. Por momentos mira hacia atrás. Intenta componerse:

 

                                                MUCHACHO

            Tranqui, tranquilo... Estoy bien, no es cierto?

 

Observa con ansiedad el edificio de la estación Retiro, mientras se acerca:

 

                                                MUCHACHO OFF

            No pasó nada. Todos los días se muere gente. Chicos, viejos,

            mujeres, hombres.

 

 

ESCENA 44

INT. - UN LUGAR - DIA

 

El MUCHACHO continúa el pensamiento:

 

                                                MUCHACHO

            Es sólo eso. Algunos se van más rápido, nada más.

 

 

ESCENA 45

EXT. - PLAZA SAN MARTIN - NOCHE

 

El MUCHACHO llega a la esquina para cruzar la avenida. Espera el semáforo y luego continúa su marcha:

                                                MUCHACHO

            Estoy limpio. Yo no hice nada. Sólo tuve mala suerte hoy.

ESCENA 46

INT. - ESTACION DE TRENES DE RETIRO - NOCHE

 

El MUCHACHO transita por uno de los pasillos de entrada a la estación y sale al enorme hall de Retiro, que ya a esta hora de la noche se encuentra casi vacío. Los negocios y puestos están cerrados y sólo deambulan por el lugar algunos chicos de la calle y los vagabundos que habitan los rincones del lugar. Mientras avanza rápidamente, El MUCHACHO se infunde confianza:

 

                                                MUCHACHO

            Ahora llego a casa... me duermo y mañana todo igual.

            Como si nada...

 

Se para frente al tablero de informes de trenes. Observa la salida del único tren que está en el cartel. La hora que señala es la misma que la que marca el gran reloj del hall. Sale corriendo hacia el andén.

 

 

ESCENA 47

INT. - ANDEN DE TRENES DE RETIRO - NOCHE

 

El MUCHACHO corre por el anden hacia adelante, paralelamente al tren que estacionado con el motor en marcha, está listo para salir:

 

                                                MUCHACHO OFF

            Pobre mina, mejor si se murió, porque estaba tan triste...

 

 

 

ESCENA 48

INT. - UN LUGAR - DIA

 

El MUCHACHO se detiene en ese instante de su historia. En silencio mira hacia hacia la persona que tiene frente suyo y luego dice:

           

                                                MUCHACHO

      ...O por ahí, alguien la salva... Pensé.

 

 

ESCENA 49

INT. - ANDEN DE TRENES DE RETIRO - NOCHE

 

Suena el silbato. El MUCHACHO disminuye su marcha y se detiene a unos metros de la locomotora, con la mirada perdida hacia adelante, donde las vías se confunden en la oscuridad de la noche.

 

 

ESCENA 50

EXT. - CALLE MICROCENTRO - NOCHE (FLASHBACK)

 

El taxi abandonado en la calle solitaria y silenciosa.

 

 

ESCENA 51

EXT. - ANDEN DE TRENES DE RETIRO - NOCHE

 

El MUCHACHO parado en el andén. Detrás suyo, las puertas de los vagones se cierran y el tren arranca. Pasa por su lado, tomando velocidad. El MUCHACHO lo mira ir, perdiéndose por las vías hacia la oscuridad. Luego se vuelve sobre sus pasos, hasta alejarse corriendo.

 

 

ESCENA 52

EXT. - CALLE MICROCENTRO - NOCHE

 

El MUCHACHO se asoma desde la esquina observando hacia la calle. El taxi aún permanece en el lugar que lo dejó. Mira hacia todos lados y camina rápidamente por la vereda de enfrente. Se detiene en la otra esquina. Observa a su alrededor comprobando que no hay nadie. Entonces rápidamente cruza la calle hacia el taxi. Sube y cierra la puerta.

 

 

ESCENA 53

INT. - TAXI - NOCHE

 

Dentro del vehículo se inclina hacia atrás y observa a la CHICA que continúa acostada en el asiento trasero.  Le toca su cuello. Acerca su mano a la boca para sentirle la respiración. La mueve suavemente. Busca y puede ver que la pérdida de sangre, que es mucha y ha manchado el tapizado, proviene del hombro izquierdo. La CHICA desvanecida, balbucea:

 

                                                CHICA

            Mami, mamita...

 

El MUCHACHO se sobresalta. Un patrullero cruza lentamente por la calle transversal. El MUCHACHO lo mira inmóvil a través del parabrisas trasero. Transpira. El patrullero se pierde detrás de la esquina y todo vuelve a quedar en soledad. Rápidamente se acomoda en el asiento, prende el motor y arranca.

 

 

ESCENA 54

INT/EXT. - TAXI Y AVENIDA GENERAL PAZ - NOCHE

 

El MUCHACHO maneja el taxi por la General Paz, una avenida alta que se ramifica con algunas autopistas. Es también el limite noroeste de la Capital Federal con la provincia. Gira hacia la izquierda, bajando y saliendo por uno de sus puentes.

 

 

ESCENA 55

EXT. - BARRIO MITRE - NOCHE

 

Próximo a la Gral. Paz y Panamericana, un pequeño barrio de casas bajas, que en algún tiempo perteneció a familias obreras. Detrás, pueden verse unos monoblocks. El taxi se interna por una de las angostas callecitas.

 

 

ESCENA 56

EXT. - CALLE BARRIO MITRE - NOCHE

 

El MUCHACHO ha estacionado el coche frente a una casa y ahora saca a la CHICA del taxi, cargándola en su hombro. Abre con una llave la puerta.

 


ESCENA 57

INT. - CASA DEL MUCHACHO - NOCHE

 

La casa esta en completa oscuridad, el MUCHACHO entra con la CHICA.

Sólo vemos sus siluetas, recortadas por la luz del exterior. Tropieza con algunas botellas que hacen ruido. Desde otro cuarto, una luz se enciende:

 

                                                PADRE OFF

            Gato? Sos vos?

 

El MUCHACHO deja a la CHICA sobre una cama:

 

                                                MUCHACHO

            Si, papá. Ahora vuelvo.

 

Y sale nuevamente cerrando la puerta.

 

 

ESCENA 58

EXT. - CALLE BARRIO MITRE - NOCHE

 

El MUCHACHO sube al taxi y arranca despacio.

 

ESCENA 59

EXT. - BALDIO - NOCHE

 

Un baldío de yuyos muy altos que limita con uno de los bordes altos de la Gral. Paz. Sólo vemos sus formas en la oscuridad, contrastando con la luminosidad de las luces de la avenida. La silueta del taxi se interna hasta desaparecer entre los yuyos. Escuchamos el sonido del motor que se apaga y la puerta del coche que se abre y se cierra. Luego de un momento, aparece la figura del MUCHACHO saliendo del lugar.

 

ESCENA 60

INT. - CASA DEL MUCHACHO - NOCHE

 

El MUCHACHO busca y saca algunos elementos del botiquín del baño:

           

                                                PADRE OFF

            Vos viste mucha películas, me parece. Te creés que es fácil

            sacar ésto?

 

El MUCHACHO en lo suyo, no le presta mucha atención. Va al comedor, un ambiente donde se encuentra la cocina en un rincón, una mesa y un par de sillas, algún sillón desvencijado y con el tapizado roto, y su cama donde está acostada la CHICA. En la pared de enfrente a ésta, hay una ventana hecha sobre la medianera, con el revoque de cemento sin pintar, donde se puede ver los puentes de la Gral. Paz con los postes de luz encendidos. El MUCHACHO revuelve en los cajones de la cocina, sacando algún elemento que le sirva. El PADRE, sentado en una silla junto a la cama, enciende un calentador  que está sobre una mesita:

                                                MUCHACHO

            Hice de enfermero tuyo mucho tiempo, no?

 

                                                PADRE

            Si, está bien. Pero sacar una bala de un cuerpo es otra cosa!

            Mirá si le tocás algún nervio y queda paralítica del brazo...

            O si se le gangrena y después se lo tienen que cortar!

El PADRE, sorprendido por su idea, larga una carcajada y después empina una botella, tomando  cerveza:

 

                                                MUCHACHO

            Yo sé que si se la saco, la infección se va a ir. No está muy adentro...

           

                                                PADRE        

            (Divirtiéndose) Qué bueno, me saliste agalludo!

 

                                                MUCHACHO

            (Fastidiado)

            Qué querés que haga? Llevarla a un hospital?: "Buenas

            noches señores, resulta que yo andaba en mi último taxi robado

            y me encontré con ésto"

 

El PADRE se ríe por lo bajo. El MUCHACHO se acerca a la CHICA, que continúa desmayada sobre la cama, y deposita todas las cosas en una mesita junto a un velador que está encendido:

 

                                                MUCHACHO

            ...Además, yo no soy entregador.

 

Del otro lado de la cama, el PADRE apoltronado en la silla, la observa. El MUCHACHO se sienta junto a la CHICA:

 

                                                PADRE

            Perdió bastante sangre...

 

El MUCHACHO le extiende un cuchillo y una pinza al PADRE, que se pone a esterilizarlos sobre el fuego del calentador:

 

                                                MUCHACHO

            Se va a poner bien.

 

Y comienza a zarandear a la CHICA. Le mueve la cabeza de un lado a otro:

 

                                                MUCHACHO

            Despertate. Vamos, despertate.

 

Cachetea a la CHICA, que comienza a abrir los ojos y mira todo confundida. Está completamente mojada de sudor, afiebrada. Intenta levantarse:

 

                                                CHICA

            Tengo que tomar un micro...

 

Cae en la cama dolorida y sin fuerzas:

 

                                                MUCHACHO

            No te asustés, estás a salvo acá. Sólo que tenés una herida

            en el hombro y yo te la voy a curar.

 

La CHICA mira extrañada al MUCHACHO. Parece recordar algo y comienza a llorar. El PADRE toma nuevamente de la botella, suspira y dice para sí:

 

                                                PADRE

            Uf! Lo que faltaba...

 

El MUCHACHO mira con temor hacia el PADRE, que se desentiende de la situación, volviendo a tomar cerveza. El MUCHACHO mira hacia la CHICA. Duda. Al fin se decide:

                       

                                                MUCHACHO

            Te pido por favor que aguantes y no grites, eh?

 

La CHICA le dice que sí con un gesto, abandonándose en la cama. Llora silenciosamente sin parar, con un llanto que se confunde con la transpiración febril. El MUCHACHO procede nervioso, calculando todos sus movimientos:

 

                                                MUCHACHO

            (Para sí) Bueno, ahora no te podés echar atrás.

 

Coloca alcohol en un trapo y se vuelve hacia ella. Los dos se miran por un instante, descubriéndose. El disimula su miedo sonriendo e impulsivamente le acaricia con la mano la frente, despejándole el cabello:

                                               

                                                MUCHACHO

                        Todo va a salir bien.

 

 

ESCENA 61

INT. - UN LUGAR - DIA

 

El MUCHACHO mirada a la persona que lo está escuchando:

 

                                                MUCHACHO

            Todo va a salir bien...que boludeces dice uno a veces...

ESCENA 62

INT. - CASA DEL MUCHACHO - NOCHE

 

El MUCHACHO limpia con el trapo embebido en alcohol la herida de la CHICA que contiene sus gemidos de dolor. El PADRE le indica:

           

                                                PADRE

            Pasale  bien ahí, alrededor de la herida...

 

                                                MUCHACHO

            Siii...! Que estoy haciendo?

 

El PADRE le alcanza un trapo a su hijo:

 

                                                PADRE

            Tomá, ponele el trapo en la boca, así no grita.

 

                                                MUCHACHO

            La voy a amordazar ahora ?!

 

                                                PADRE

            No, que lo muerda, sino con los gritos que va a pegar

            se va a enterar  todo el vecindario. Sabes lo que duele eso ?

 

El MUCHACHO enojado con su PADRE, agarra el trapo de un manotazo, pero la CHICA con un gesto de negación, se resiste. El MUCHACHO desiste enseguida y le pide a su PADRE:

                                                MUCHACHO

            Alcanzame las cosas... 

El cuchillo y la pinza están al rojo sobre la hornalla del calentador.

 El PADRE los retira y los enfría con un trapo mojado en alcohol. Se los alcanza al MUCHACHO y con un gesto le demuestra:

 

                                                PADRE

            Agarrala por  la punta y con el cuchillo hacé palanca.

 

                                                MUCHACHO

            Bueno, bueno...terminala.

 

El MUCHACHO se inclina hacia la herida y la CHICA gira su rostro hacia un costado. Sufre en silencio y luego abandona su mirada hacia adelante, concentrándose en un punto. Las voces se van diluyendo:

 

                                                PADRE OFF

            Estás  demasiado nervioso, che. No querés tomarte un trago...           

 

 

ESCENA 63

INT. - CASA DEL MUCHACHO - NOCHE

 

La CHICA permanece en la cama, en estado febril y dormida. Tiene sobre la frente un trapo mojado. Más cerca, el detalle de una réplica artesanal en miniatura de la Gral. Paz, donde se prenden y se apagan unas lucesitas que simulan ser los postes de luz de la avenida:

 

                                                PADRE OFF

            Bien ! Funcionó !


Sentado junto a una mesa donde se halla la réplica, el PADRE sonríe satisfecho y continúa la construcción de la miniatura de la Gral. Paz, hecha con elementos caseros y juguetes arreglados. Mira por momentos a través de la ventana donde se encuentra la imagen inspiradora. Sobre la mesa también hay varias botellas de cerveza vacías. Detrás, su hijo va y viene por la habitación. El PADRE se vuelve por momentos mirándolo, y luego sigue con su trabajo. El MUCHACHO va al baño. Regresa al instante con otro trapo mojado que cambia por el que está en la frente de la CHICA. La observa angustiado. La CHICA entreabre los ojos y los vuelve a cerrar. El MUCHACHO la mueve, le palmea la cara, pero ella apenas reacciona.

Abatido, se deja caer en un sillón que está cerca de la cama. Prende un cigarrillo. La bala con sangre está en un cenicero lleno de puchos. El MUCHACHO la toma y la observa detenidamente:

 

                                                MUCHACHO

            Fueron tres tiros...

 

 

ESCENA 64

INT./EXT. - TAXI Y CALLE SOLITARIA  - NOCHE (FLASHBACK)

 

El MUCHACHO mientras maneja despacio, se acomoda, sacando el revólver que le estorba de su cintura y lo guarda debajo de su asiento. 

Oye un tiro que resuena en la oscuridad de la noche. Agacha instintivamente la cabeza y frena bruscamente. Se agazapa en el asiento mirando hacia atrás:

 

                                                MUCHACHO OFF

            Deben haber creído que en la casa no había nadie...

 

 Observa la calle solitaria. Las casas de la cuadra tiene sus luces apagadas. Una de ellas tiene una ventana abierta, con la cortina volcada hacia el exterior:

 

                                                MUCHACHO OFF

            Entró con dos más. Por ahí, uno de ellos era su novio. O eran

            sus amigos... Y de golpe, en la oscuridad, los encontró el dueño...

 

 Hay un instante de silencio. El MUCHACHO levanta la cabeza lentamente y es en ese momento que se escucha un grito y dos tiros más.

 

 

ESCENA 65

INT. - CASA DEL MUCHACHO - NOCHE

 

El MUCHACHO sostiene la bala entre sus dedos:

           

                                                MUCHACHO

            Ella pudo escapar...

 

Se le acerca, la mira detenidamente. Observa también su mano tendida a un costado de la cama. Tímidamente, entonces, a manera de caricia, coloca la suya sobre la de ella. En el brazo de la CHICA podemos ver que la piel se le eriza.

El PADRE los mira un instante, y luego vuelve tranquilo a lo suyo:

 

                                                PADRE

            Guardá la bala, por cualquier cosa... Y andá pensando

            qué vas a hacer con el fiambre.

 

El MUCHACHO se levanta ofuscado y llena un vaso de agua, intenta darle de beber a la CHICA:

           

                                                MUCHACHO

            No podés dejarte de joder aunque sea por esta vez, papá!                             

 

                                                PADRE

            La joda va ser si se nos muere acá. Qué vas a hacer? Cortarla

            en pedacitos y tirarla por el inodoro...?  Necesita medicamentos,

            que se yo!

 

Gira y lo mira:

                                   

                                                PADRE

            Hiciste lo que pudiste...Llevala a un hospital...

            Decí que te la encontraste en la calle. O dejala en la guardia

            y salí corriendo...

 

El MUCHACHO se refriega la cara y extenuado mira a su PADRE.

 

 

ESCENA 66

EXT/INT. - TAXI Y FRENTE DE UN HOSPITAL - NOCHE

 

El MUCHACHO maneja desconsolado observando la calle. Pasa por la guardia de un hospital, pero sigue de largo.

 

 

 

ESCENA 67

EXT/INT. - TAXI, CALLES Y ESQUINA DESIERTA - NOCHE

 

El taxi dobla por una calle y se interna en un barrio solitario.

El MUCHACHO descubre una esquina y se dirige hacia allí. Llega y frena. Lee en los carteles los nombres de las calles. Baja rápidamente del coche y mira todo a su alrededor, no hay nadie. Abre la puerta trasera y se inclina para sacar a la CHICA que esta envuelta en una frazada. 

Parado en la esquina desierta, con ella en sus brazos, observa en qué lugar colocarla, mientras comienza a llorar angustiosamente.

Mira hacia un farol que ilumina un ángulo y allí la deposita en el suelo. La CHICA gime entredormida y con su mano aferra el brazo del MUCHACHO, que seca las lágrimas con la manga de su saco y la mira un instante:

 

                                                MUCHACHO

            Voy a llamar a unos médicos para que vengan a buscarte...

 

Inmediatamente sube al coche y se marcha.

 

 

ESCENA 68

EXT. - TEL. PUBLICO - NOCHE

 

El MUCHACHO habla nervioso por teléfono:

 

                                                MUCHACHO

            Si...un accidente. La llevó un coche por delante. Es urgente,

            por favor... (Indica las calles) Está tirada en la esquina...Cómo?

 

Cuelga el teléfono asustado y sale corriendo.

 

 

ESCENA 69

EXT. - CALLE Y ESQUINA DESIERTA - NOCHE

 

El MUCHACHO viene corriendo desesperado, y se esconde detrás de una ochava. Lentamente se asoma y observa hacia la otra esquina donde dejó a la CHICA, que sigue aún tirada en el mismo lugar. Todo esta quieto. Ningún coche o gente transita por allí. El MUCHACHO espera ansioso. Observa hacia las cuatro calles que permanecen solitarias. Vuelve a mirar a la CHICA y sus ojos se llenan de lágrimas. Siente remordimiento. En ese momento, el sonido de una ambulancia lo reanima. Se agazapa sobre la pared, y la ambulancia, con sus luces encendidas, pasa por su lado y sigue rumbo a la esquina donde se encuentra ella. Pero no se detiene y continúa de largo.

El MUCHACHO la mira ir e impulsivamente sale corriendo de su escondite por el medio de la calle, hacia la misma dirección. Pero de pronto, la ambulancia frena en la cuadra siguiente y retrocede volviendo hacia la esquina donde esta la CHICA. El MUCHACHO sorprendido, se esconde en un zaguán y observa la situación. De la ambulancia bajan una medica y un enfermero que se acercan a la CHICA, mientras un auxiliar baja transportando una camilla. La examinan, la atienden y la colocan en la camilla. La suben a la ambulancia y parten con la sirena.

El MUCHACHO, desde su lugar, ha observado todo. Suspira con cierto alivio y luego cruza la calle solitaria. Se aleja caminando.

 

 

 

 

ESCENA 70

EXT/INT. - CALLE CON KIOSCOS DE BEBIDAS - NOCHE

 

El MUCHACHO se acerca al taxi que habia dejado estacionado. Sube al vehículo y mira a su alrededor, pensativo. En un kiosco, unos chicos están tomando cerveza. En la vereda de enfrente, una pareja se besa apasionadamente. El MUCHACHO dentro del taxi, enciende el motor, prende la radio y arranca.

 

 

ESCENA 71

EXT. - CALLE DE GALPON - AMANECER

 

La calle de tierra, apartada, del gran Buenos Aires. El taxi avanza hacia cámara. Se escucha la música que proviene de la radio del vehículo. El MUCHACHO detiene el taxi frente al galpón de los "3 Hermanos" que tiene las persianas cerradas. Enciende un cigarrillo.

 

 

ESCENA 72

INT. - UN LUGAR - DIA

 

El MUCHACHO aspira la última pitada del cigarrillo y lanza la colilla hacia afuera. Hay un dejo de tristeza y frustración en su rostro:

 

                                                MUCHACHO

            Lo demás, lo de los "Tres hermanos", ya te lo conté.

            Eso fue todo lo que pasó esa noche...

 

FUNDIDO A NEGRO.

ESCENA 73

EXT. - CALLE CERCANA AL GALPON - DIA

 

El MUCHACHO se aleja corriendo, mientras ríe.

 

 

ESCENA 74

INT. - CASA DEL MUCHACHO - DIA

 

El MUCHACHO, extenuado, entra a su casa con la herida en la frente. Mira a su PADRE que duerme con la cabeza apoyada sobre su mesa de trabajo. Deja su revolver sobre la mesita de luz.

Se acerca a su PADRE y antes de moverlo, acomoda las botellas que están sobre la mesa, para que no se caigan. Luego, lo vuelca hacia el respaldo y empuja la silla de ruedas que chirría en su andar. Lo conduce al otro cuarto.

 

 

ESCENA 75

INT.- DORMITORIO DEL PADRE - DIA

 

El MUCHACHO levanta al PADRE dormido de la silla, tomándolo con sus brazos por las axilas y lo coloca en la cama. Lo acomoda rápidamente, tapándolo con una sabana. El PADRE entreabre sus ojos y sonríe al ver a su hijo. Con la mano le palmea cansinamente la cara y se vuelve a dormir.

El MUCHACHO sale del cuarto.

 

 

 

 

ESCENA 76

INT. CASA DEL MUCHACHO - DIA

 

El MUCHACHO se tira en la cama. Mira el cieloraso. Piensa. Agotado por el cansancio, lentamente se va adormeciendo, hasta que finalmente cierra los ojos.

 

 

ESCENA 77

EXT. - PAISAJE - DIA (SUEÑO)

 

Sobre el pasto están sentados El MUCHACHO y la CHICA. El le adhiere, con pegamento, un brazo de maniquí al cuerpo de ella. Ambos sonríen.

 Luego miran hacia un mismo lugar. El PADRE del MUCHACHO hace una ronda en torno al taxi, que se encuentra estacionado entre los pastizales. El MUCHACHO y la CHICA se levantan contentos y se reúnen junto al PADRE. Los tres giran alrededor del coche.

 

 

ESCENA 78

INT. - CASA DEL MUCHACHO - NOCHE

 

El PADRE, sentado cerca de la cama, zamarrea al MUCHACHO que se va despertando:

           

                                                PADRE

            Despertate, Gato! Te vinieron a ver los tres hermanos...

 

El MUCHACHO, desde la cama, descubre a dos de los tres hermanos que lo observan parados detrás de su PADRE que mira asustado como COCO  juega con el arma del muchacho y luego se la guarda en la cintura. El MUCHACHO salta de la cama tratando de escapar, pero LUIS, pasa por encima de la cama, lo agarra por la espalda, y lo arroja a la cama abalanzándose sobre él.  El PADRE, desde su silla, mira a COCO y le pregunta:

 

                                                PADRE

            Muchachos, por qué mejor no charlamos? No nos vamos

            a pelear entre  los parientes, no?

 

De un manotazo, COCO aparta al PADRE que cae al suelo, y sumándose a su hermano, golpea al MUCHACHO que desde la cama estira los brazos, tratando inutilmente de detenerlos. 

 

 

ESCENA 79

INT. - CASA DEL MUCHACHO - DIA

 

El MUCHACHO sostiene sobre su rostro marcado por los golpes, una bolsa de nylon que contiene hielo. Abre los ojos y ve la ventana. Cerca de ésta, su PADRE junto a la mesa de trabajo, trata de reacomodar inutilmente su miniatura hecha pedazos. Sentado sobre la cama, el MUCHACHO lo observa en silencio. 

La habitación esta mucho más desordenada que de costumbre. El PADRE vuelve su mirada un momento hacia su hijo. Luego retorna a lo suyo, tomando entre sus manos los pedazos de cochecitos:

 

                                    PADRE

            Tuvimos suerte que nos perdonaran la vida...Qué vamos a

            hacer             ahora, eh, Gato?

 

El MUCHACHO se tiende en la cama, dolorido. Observa sobre la mesita de luz, entre frascos, vasos y trapos arrumbados, la bala que le quitó a la chica. extiende la mano y la toma. La acerca hasta su almohada y la aprieta en su puño.

 

 

ESCENA 80

INT. - MOSTRADOR DE GUARDIA DE UN HOSPITAL - DIA

 

El MUCHACHO, con la cara magullada por los golpes, entra a la guardia de un hospital. Mira hacia varios lados. Al fin se anima y se dirige a un mostrador, donde atiende una ENFERMERA:

           

                                                MUCHACHO

            Vengo a ver a una amiga que tuvo un accidente los otros días

            y creo que la trajeron acá.

                                               

                                                ENFERMERA

            Cuándo fue?

           

                                                MUCHACHO

            El martes a la noche, me parece.

 

                                                ENFERMERA

            Y cómo se llama?

 

El MUCHACHO no comprende:

 

                                                MUCHACHO

            Quien?

 

La ENFERMERA fastidiada, le responde:

 

                                                ENFERMERA

            Quien va a ser? Tu amiga, cómo se llama?

 

El MUCHACHO la mira impactado. No sabe que responder. Se lleva la mano a la frente, tratando de taparse la cara. La ENFERMERA lo observa ahora con desconfianza. El MUCHACHO a través de su mano, mira el ámbito. Dos médicos vienen conversando por un pasillo, entre la gente que transita o espera. El MUCHACHO gira y comienza a caminar rápidamente hacia la puerta. Sale del hospital casi corriendo.

 

 

ESCENA 81

INT.-  CASA DEL MUCHACHO - DIA

 

Las manos del MUCHACHO retiran unos zapatos y otros trastos del suelo de una baulerita de la casa. Levanta la tapa del piso, abriendo un pequeño escondite de donde saca varios relojes y cadenitas. Rápidamente los guarda en un bolso.

 

 

ESCENA 82

INT.- FONDO DE NEGOCIO - DIA

 

Por un pasillo penumbroso, el MUCHACHO avanza cargando el bolso hacia un cuarto del fondo donde se encuentran las siluetas de un par de chicos.  Desde lejos vemos que el MUCHACHO llega, habla brevemente con ellos y muestra la mercadería que trae con él.


ESCENA 83

EXT. - KIOSCO DE DIARIOS - DIA

 

Parado en un kiosco de diarios, el MUCHACHO busca sobre la sección de policiales de los diarios, donde se puede leer algunos títulos como "Asalto a un banco", "Delincuente abatido en Bancalari", "Tragedia Familiar", etc.                                                

 

ESCENA 84

INT. - CASA DEL MUCHACHO - DIA

 

El MUCHACHO esta sentado junto a la mesa, apoyando sus piernas en un banco. Ojea un diario, busca en sus páginas. Del otro lado de la mesa, donde desordenadamente hay paquetes abiertos de comida de rotisería, botellas, cigarrillos y una pila de diarios, el PADRE observa a su hijo mientras come con ganas el almuerzo.  Luego de un momento, el MUCHACHO molesto porque no encuentra ningún dato, ninguna información, deja el periódico sobre el resto de los diarios arrumbados y mira a su PADRE que continúa comiendo con voracidad, trozando un pedazo de pollo con las manos engrasadas. Los dos permanecen en silencio.

El MUCHACHO se abandona en sus pensamientos:

 

                                    MUCHACHO OFF

            Tal vez este viva...tal vez sea así...

 

 

 

 

 

ESCENA 85

INT/EXT.- LA VENTANA  - DIA

 

Desde el interior de la casa, vemos a través de la ventana, al MUCHACHO dando unos pasos en círculo por la calle aledaña. Más lejos, se distinguen como siempre, los puentes de la avenida Gral. Paz:

 

                                                MUCHACHO OFF

            O por ahí la metieron en cana...No se...

            Mejor me quedo tranquilo...Mejor me olvido y pienso

            en otra cosa.

 

 

ESCENA 86

EXT. - FRENTE DE UN BANCO - DIA

 

El MUCHACHO mira con detenimiento la entrada de un banco y luego se aleja por una vereda, perdiéndose entre la gente.

 

 

ESCENA 87

INT/EXT.- LA VENTANA  - DIA

 

Nuevamente, desde el interior de la casa, a través de la ventana, vemos ahora al MUCHACHO de espaldas, detenido en medio de la calle, que contempla el paisaje suburbano.

     
ESCENA 88

INT. - SALA DE HOSPITAL - DIA

 

En el brazo de la CHICA hay infiltrada una sonda que suministra sangre. El envase conteniendo el plasma, cuelga de un gancho de metal.

En la cama de un hospital, la CHICA  toca con resquemor las vendas del hombro izquierdo, confirmando intimamente, la existencia de la herida. En el otro extremo de la sala, entre la gente que pasa, ve a una mujer mayor, su ABUELA, que está hablando con algún médico que brevemente le contesta y sigue su camino, dejándola sola.              

           

 

ESCENA 89

INT. - CASA DEL MUCHACHO - DIA

 

El MUCHACHO entra a la casa y encuentra a su PADRE que desde su mesa de trabajo lo está esperando con un diario abierto:

           

                                                PADRE

            Me parece que encontré lo que estabas buscando...

            La nota es corta, no te fijaste bien.

 

Y alza la página, señalandola. El MUCHACHO abre la heladera desvencijada y al no encontrar nada, vuelve a cerrarla:

 

                                                MUCHACHO

            Papá, esos diarios ya me los leí todos.


El PADRE, entonces, comienza a leer en voz alta, mientras su hijo, malhumorado, se pone a ordenar algunas cosas de la cocina, sin prestarle interés:                                  

 

                                                PADRE

            Escuchá:  Un hombre de 48 años, al parecer perturbado

            porque hacia tiempo que no encontraba trabajo y ante

            el inminente desalojo de la vivienda que habitaba con

            su familia, mató con un revolver a su mujer e hirió a

            su hija, para finalmente descerrajarse un tiro en la boca.

 

Hace una pausa, comprendiendo una vez más lo que acaba de leer y luego prosigue:

 

                                                PADRE

            El hecho ocurrió el pasado lunes en una casa del barrio de

            Villa del Parque de esta capital. La hija del matrimonio, una

            adolescente de 17 años que sobrevivió al tragico hecho,

 

El MUCHACHO se detiene, atento ahora a la información que lee su PADRE:

 

                                                PADRE

            deambuló herida por las calles hasta ser encontrada horas

            despues en una esquina de Saavedra. Se recupera en el

            hospital Pirovano.

 

El PADRE termina de leer y bebe de un sorbo de cerveza:

 

                                                PADRE

            Ves?, ahí tenés.  "Tragedia familiar" dice el título...

El MUCHACHO asombrado, se acerca a su PADRE que le alcanza el diario y observa la informacion:

 

                                                PADRE

            Las cosas importantes siempre aparecen en chiquito y

            a un costado...Eso es lo que pasa con los diarios.

 

Y vuelve a trabajar sobre su miniatura.

 

 

ESCENA 90

INT. - SALA DE HOSPITAL - DIA

 

La CHICA en camisón, esta sentada sobre la cama del hospital observando a su ABUELA que con el rostro sufrido, a los pies de la cama, rebusca en su cartera, saca unos papeles y los lee de un vistazo. Cavila en voz baja y se detiene como suspendiéndose en algún pensamiento y luego vuelve a refugiarse en ese pequeño mundo que encierra su cartera, contando el dinero de su billetera, revisando un manojo de llaves:

 

                                                CHICA

            Abue, me quiero ir de acá.

 

 La ABUELA mira a su nieta. Sus ojos enrojecidos y cansados eluden en seguida a los de la chica.  Vuelve a ensimismarse buscando con la mirada a su alrededor entre las personas que pasan por ahí. 

 

 

 

ESCENA 91

EXT/INT. - HOSPITAL  Y TAXI 2- DIA

 

El MUCHACHO avanza unos pasos y se detiene junto a un puesto de flores, observando impaciente hacia la vereda de enfrente. Allí, la CHICA junto a su ABUELA, salen del hospital y se dirigen hacia un taxi que se encuentra estacionado.

La CHICA sube al vehículo, observando con cierto interés al conductor, que en ese momento gira su rostro desconocido hacia las pasajeras:

 

                                                ABUELA OFF

            Ahora seguimos hasta Retiro.

 

Sentada en el asiento, la CHICA mira hacia la calle, los coches que pasan por la avenida, la vereda de enfrente, hasta que detiene su mirada, descubriendo con extrañeza que en esa vereda, parado cerca del puesto de flores, el MUCHACHO la está observando. El taxi arranca y se aleja de esa calle.

 

 

ESCENA 92

INT/EXT. - MICRO Y GENERAL PAZ - DIA

 

Por las ventanillas del micro pueden verse los grandes postes de luz que se encuentran en la intersección de Gral. Paz y Panamericana. En su asiento, la CHICA los advierte, llamándole la atención. Tal vez para contarle algo, se vuelve hacia su ABUELA que esta sentada junto a ella, pero la anciana permanece con su mirada ausente puesta en otro lado, inmersa en sus pensamientos.

 

 

ESCENA 93

EXT. - ORILLAS DEL RIO - DIA

 

Un hilera de hormigas lleva su comida hacia un hormiguero. La CHICA, sentada cerca de la orilla de un río, trasunta un estado de descuido y abandono. Observa en silencio a los insectos.

 

 

ESCENA 94

EXT. - CASA DE LA ABUELA - DIA

 

Una casita descolorida por los años en la calle de un pueblo de provincia. Detrás de la ventana, a través de las grises cortinas de voile, vemos a la ABUELA.

 

 

ESCENA 95

INT/EXT.- CASA DE LA ABUELA - DIA

 

La ABUELA mira por la ventana. Corre la cortina por donde se ve la calle solitaria y tranquila del lugar.

 

 

ESCENA 96

EXT. - CASA DE LA ABUELA - NOCHE

 

La misma imagen de la casita, sólo que ahora la ABUELA esta esperando afuera. Luego de un momento, la CHICA llega y entra a la casa. La ABUELA la sigue y cierra la puerta.

 

ESCENA 97

INT. - CASA DE LA ABUELA (COCINA) - NOCHE

 

La CHICA esta sentada junto a la mesa, frente a un plato de comida, casi lleno. La ABUELA en silencio y esquivando siempre la mirada de su nieta, se levanta de la mesa, llevando su plato a la pileta. La CHICA observa la espalda de su ABUELA, su nuca agobiada.

 

 

ESCENA 98

EXT.- CAMINO - DIA

 

Un perro sigue a la CHICA que avanza por un camino cercano al río. Fastidiada por la companía, ella levanta unas piedritas y se las arroja al perro que se detiene y finalmente se vuelve sobre sus pasos, mientras ella ahora continúa su marcha.

 

 

ESCENA 99

INT. - CASA DE LA ABUELA (COCINA) - NOCHE

 

La ABUELA esta cocinando. Presta atención al sonido de la puerta que se abre y después prosigue en lo suyo, ya más distendida. La CHICA se asoma al umbral de la cocina y luego se va a una habitación.

 

ESCENA 100

INT/EXT.- CASA DE LA ABUELA -DIA

 

La ABUELA por la ventana mira a la CHICA que se aleja por la calle.

ESCENA 101

EXT. - CAMINO - DIA

 

La CHICA vuelve por el camino pasando cerca de un bulto que hay tirado en el suelo. Se detiene. Luego retrocede acercándose para ver de que se trata y descubre que es el perro que la había seguido anteriormente. Lo empuja con la punta del pie, para ver si esta vivo, pero el perro permanece inerte sobre la tierra.

 

 

ESCENA 102

INT. - CASA DE LA ABUELA (COCINA) - NOCHE 

 

Sobre la mesa, un plato con comida, tapado por otro, en donde a través de su transparencia, se ven las gotas de vapor.

 

 

 ESCENA  103

INT. - CASA DE LA ABUELA (LIVING) - NOCHE 

 

La ABUELA numera algo con los dedos, masculla abstraída, sentada sobre un sillón en la sala iluminada solo por un velador. Detrás de ella, a través del pasillo que da a una habitación y a la cocina, podemos ver la silueta de la CHICA, que pasa y vuelve varias veces llevando carpetas y papeles. Luego de un momento, la ABUELA vuelve a la realidad, advirtiendo el movimiento de su nieta. La observa. Se levanta y va hacia la cocina.

 

 

 

 

ESCENA 104

INT. - CASA DE LA ABUELA (COCINA) - NOCHE 

 

La ABUELA se encuentra con la CHICA que vuelve del patio y se dirige hacia el pasillo. Movida por la curiosidad, la ABUELA se encamina hacia el patio.

 

 

ESCENA 105

INT/EXT.- CASA DE LA ABUELA (PATIO) - NOCHE 

 

La ABUELA descubre en el tacho de basura, el material de estudio de su nieta, junto con unas fotografías familiares. Lentamente comienza a recojerlos, entremezclando las carpetas y apuntes con las fotografías que describen escenas familiares: la chica entre sus padres sonriendo en un cumpleaños, fotos más recientes de los tres y algunas individuales del padre, otras del padre y la madre, etc. La CHICA regresa con más papeles que arroja en el tacho:

 

                                                ABUELA

            Vas a necesitar estos libros, estos apuntes...

 

                                                CHICA

            No voy a volver a estudiar.

 

Y entra nuevamente a la casa. La ABUELA rescata algunas fotos más y la sigue.

 

ESCENA 106

INT.- CASA DE LA ABUELA (COCINA Y HABITACION) - NOCHE 

 

La ABUELA detrás de su nieta, trata de convencerla:

                                                ABUELA

            Podemos ir a Rosario, allí también esta la carrera...

 

La CHICA avanza hacia su habitación:

 

                                                CHICA

            Tiralas. No las quiero ver.

 

La ABUELA se detiene en la habitación con las fotos entre sus manos, que las mira con desconcierto. La CHICA toma su campera:

 

                                                ABUELA

            Son de tus padres, cómo las voy a tirar?

 

                                                CHICA

            (Marchándose)

            De que me sirven ahora, si se murieron.

 

 

ESCENA 107

EXT. - CASA DE LA ABUELA - NOCHE 

 

La CHICA con bronca se aleja de la casa caminando rápido, cruzando la calle, pero se detiene en la esquina. Mira hacia ambos lados de esa calle pueblerina que permanece solitaria.

 

 

 

 

ESCENA 108

EXT. - CALLE DE CRUCE - NOCHE (FLASHBACK)

 

La CHICA avanza unos pasos y se detiene en una esquina, iluminada por la marquesina de un negocio. Mira angustiada hacia todos lados, sin saber donde ir. Revisa el bolsillo de su campera, sacando una tarjeta de teléfono y algo de dinero. Unas gotas de sangre caen en el suelo, a un costado de sus pies.

 Espera. Por la calle se apróxima un taxi que pasa por su lado y lo mira irse. Confundida, baja el cordón de la vereda, cuando escucha que otro coche se acerca. Sube nuevamente a la vereda y desde ahí hace señas al taxi del Muchacho que con sus luces la iluminan, dirigiéndose a ella. Se detiene y entonces sube.

 

 

ESCENA 109

EXT. - CALLE SOLITARIA - NOCHE (FLASHBACK)

 

Desde el punto de vista de la CHICA, que se oculta detrás de la ventanilla,  mientras pasan con el taxi frente a la casa, vemos entre el grupo de gente y el patrullero, que en una de las camillas que transportan hacia la ambulancia, cuelga por debajo de la manta que cubre el cadáver, un brazo de mujer.

 

 

ESCENA 110

EXT. - CASA DE LA ABUELA - NOCHE 

 

La CHICA detenida en la esquina. Detrás de ella se distingue la casa de su abuela a la que, luego de un momento, regresa.

 

ESCENA 111

INT. - CASA DE LA ABUELA - NOCHE

 

La ABUELA esta sentada al lado de la mesa mirando y ordenando las fotografias desparramadas junto a los libros y papeles. La CHICA se acerca a ella y le acaricia el rostro. Las vemos a las dos de espaldas que se abrazan.

 

 

ESCENA 112

INT. - CASA DE LA ABUELA (BAÑO) - DIA 

 

El vapor sale del agua caliente de la ducha. La CHICA se saca la camisa, descubriéndose así la gasa amarillenta que sujeta a unas cintas, esta colocada sobre su hombro. La desprende quedando al desnudo la herida junto a las huellas que dejaron las cintas. Sus manos sucias la tocan. Para verla mejor, despeja el vapor que hay sobre el espejo.

 

 

ESCENA 113

INT.- CASA DEL MUCHACHO  - NOCHE  (FLASHBACK)

 

Desde la visión de la CHICA, el MUCHACHO la está mirando. De pronto, le acaricia la frente, quitándole el cabello:

 

                                                MUCHACHO

            Todo va a salir bien.

 

El MUCHACHO se inclina hacia la herida y ella gira su mirada hacia la ventana  por donde se ven los puentes de la General Paz, con sus postes de luz encendidos.

 

 

ESCENA 114

INT. CASA DEL MUCHACHO - DIA 

 

La misma ímagen de la ventana, ahora de día.

 

 

ESCENA 115

EXT. - GENERAL PAZ Y PANAMERICANA - DIA

 

La CHICA sube por uno de los puentes y desde arriba de la Gral. Paz observa el ámbito que rodea a la avenida.

 

ESCENA 116

EXT. - CERCANIAS DE LA GRAL. PAZ (1) - DIA

 

En una calle cercana, la CHICA observa el puente y luego busca con la mirada hacia los barrios.

 

 

ESCENA 117

EXT. - CERCANIAS DE LA GRAL. PAZ (2) - DIA

 

Desde otro punto de vista, la CHICA observa las casas de un barrio. De fondo se encuentra la avenida.

ESCENA 118

EXT. - PUENTE DE GRAL. PAZ - NOCHE

 

La CHICA camina por arriba de la Gral. Paz, observando la zona. Descubre delante de unos monoblocks, las líneas de luces que trazan un pequeño barrio de calles angostas.

 

 

ESCENA 119

EXT. - BARRIO MITRE - NOCHE

 

La CHICA transita por las calles. Examina las casas, las ventanas. No reconoce ninguna.

Cruza una calle y doblando una esquina descubre delante suyo una imagen de la avenida General Paz, idéntica a la de su memoria. Gira y encuentra detrás suyo una ventana en la medianera de una casa. Se acerca a ella y desde allí comprueba el punto de vista que estaba buscando. Luego mira a través del interior de la ventana, oscuro y silencioso.

Rodea la casa, espia por otra ventana donde tampoco ve nada. Va hacia la puerta y mueve el picaporte, pero está cerrado con llave. Unas voces y risas la sobresaltan. Rápidamente cruza la calle y se esconde detrás de una camioneta estacionada. Desde allí observa que por la calle viene una pareja. La CHICA mira detenidamente y descubre al MUCHACHO que, llevando una botella de cerveza, avanza abrazado a una mujer. Entre risas, tratan de no hacer ruido. El busca las llaves y luego abre la puerta de su casa, invitando a pasar a la mujer.

 

 

 

 

ESCENA 120

EXT. - BARRIO MITRE - AMANECER

 

La CHICA está sentada en el cordón de la vereda.  Un ruido la alerta y ve que han abierto la puerta en la casa del muchacho. Se pone de pie y aguarda con expectativa.

 De la casa sale la mujer que acompañaba al muchacho, cerrando la puerta y marchándose del lugar. La CHICA entonces se sienta nuevamente en el cordón de la vereda.

 

 

ESCENA 121

EXT. - BARRIO MITRE - DIA

 

La camioneta que estaba estacionada, arranca y pasa cerca de la CHICA que en el cordón de la vereda dormía con la cabeza apoyada en las rodillas. Se despierta y vuelve su mirada hacia la casa. Entredormida observa al MUCHACHO que está arreglando un cable de antena de televisión y luego vuelve a su casa.

La CHICA se levanta y se dirige hacia alli. Llega a la puerta y se detiene. Desde el interior se escuchan los sonidos de un televisor. Duda qué hacer y al fin se decide y golpea la puerta. Espera. Vuelve a golpear con más fuerza y desde adentro abren la puerta. El MUCHACHO la mira sorprendido y a la vez con cierto recelo mientras mastica y traga la comida que tiene en su boca. Ambos se observan un momento:

 

                                                CHICA

            Hola...

           

                                                MUCHACHO

            Hola...

           

                                                CHICA

            Vine a conocerte.

 

El MUCHACHO con un gesto la hace pasar y cierra la puerta.

 

 

ESCENA 122

INT. - CASA DEL MUCHACHO - DIA

 

El PADRE, sentado junto a la mesa, sostiene un cuchillo en la mano y al ver a la CHICA, continúa pelando una naranja. Sobre la mesa hay restos de comida. El PADRE observa sonriente hacia la CHICA que lo saluda. El televisor está prendido:

                       

                                                CHICA

            Buen provecho.

 

Cerca de ella, el MUCHACHO la mira con detenimiento:

 

                                                PADRE

            Che, no seas chambón! Invitá a la chica a que se siente.

           

                                                MUCHACHO

            Querés comer algo?

 

           

                                                CHICA

            (Se incomoda)

            No, no. Mejor vuelvo otro día...

 

El MUCHACHO la mira indeciso. El PADRE atento a la situación, improvisa una broma:

                                               

                                                PADRE

            Disculpá que no me levante...

 

Se aleja unos centímetros de la mesa, desplazándose con la silla. Descubrimos entonces, que tiene las piernas mutiladas:

 

                                                PADRE

            Pero no sé dónde quedaron mis piernas!

 

Y estalla a carcajadas por su ocurrencia. La CHICA se ha quedado azorada. El MUCHACHO dirige una mirada reprobatoria a su PADRE, pero este se toma la barriga, y ríe sin parar. Entonces el MUCHACHO comienza a reír tímidamente. Ella lo mira asombrada y luego poco a poco integrandose a la ingravidez con que esos hombres asimilan su desgracia, tambien ríe.

 

 

ESCENA 123

INT. - CASA DEL MUCHACHO - DIA

 

El MUCHACHO lleva el televisor y unas botellas de cerveza hacia el otro cuarto.

La CHICA ha quedado sola y recorre con la mirada el ambiente,  la cama, la mesa de luz. Se acerca a una repisa que esta desvencijada en un rincón y entre objetos y medicamentos arrumbados encuentra un pequeño y viejo trofeo de fútbol al lado de una foto del MUCHACHO cuando era chico, vistiendo un guardapolvo blanco, junto a una bandera.  Va hasta la ventana y a través de ella observa los puentes de la Gral. Paz. El MUCHACHO vuelve, cerrando la puerta del cuarto de su padre y se detiene a unos metros detrás de ella, contemplándola. La CHICA gira hacia él, que entonces le sonríe:

 

                                                MUCHACHO

            Cómo te diste cuenta dónde quedaba mi casa?

 

El MUCHACHO se acerca:

                                                CHICA

            Por la ventana.

 

El MUCHACHO no comprende:

 

                                                CHICA

            Se ve la General Paz y la Panamericana desde aquí.

 

                                                MUCHACHO

            Ah! Te acordabas de eso?

 

                                                CHICA

            Si...Y que vos eras el muchacho del taxi. Pero lo demás...

            No entiendo por qué me trajiste acá para ayudarme. Y por

            qué me dejaste en       una calle.

            No se qué hacías esa noche y tampoco quien sos...

            Yo vivo ahora en Diamante, con mi abuela, y desde allá vine

            para que me cuentes.

El MUCHACHO se ha quedado mirándola en silencio. La CHICA se sienta en una silla cerca a la ventana y espera una respuesta:

 

                                                CHICA

            No le dije nada a nadie.

 

                                                MUCHACHO

            Si. Ya lo sé.

 

Prende un cigarrillo. Luego toma una silla para él, que coloca sentándose al revés, frente a ella.

El MUCHACHO fuma. La mira con detenimiento. Y mas que una pregunta, dice asintiendo:

                                                MUCHACHO

                        Querés que te cuente lo que pasó esa noche...

 

La CHICA le indica que sí con un gesto, y aguarda atenta. Comprendemos que ella es la persona a quien el MUCHACHO contó la historia, en ese lugar que sabemos también ahora es su casa.

El trasunta cierta vacilación y emoción a la vez. Mira hacia la ventana un rato. Vuelve a mirar a la CHICA que espera en silencio escuchar su relato,  y le sonríe:

 

                                                MUCHACHO

                        Yo soy...

 

Hace una pausa. No sabe por donde empezar. Fuma una pitada profunda y entonces, buscando las mejores palabras, arremete afirmando con convicción:

 

 

                                                MUCHACHO

                        ...Bueh.Uno tiene que aprender a sobrevivir.

                        A adaptarse a la vida.

 

Entre los dos sentados frente a frente, la ventana deja pasar la luz del día.

 

FUNDIDO A NEGRO.

 

ESCENA 124

INT. CASA DEL MUCHACHO - DIA

 

Los dos continúan en la misma posición de la Escena anterior. La CHICA se ha quedado pensativa. Luego le sonríe:

 

                                                CHICA

            Acá estoy, respirando... Tengo mi brazo izquierdo,

            y no asalto casas.

           

El MUCHACHO también se sonríe y baja la vista:

                       

                                                MUCHACHO

            Si...

 

Quedan un rato en silencio. Luego el le dice:

 

                                                MUCHACHO

            Si yo no hubiese sido un chorro, las cosas hubiesen sido

            distintas, más simples...

            Te podría haber ayudado mejor... Tal vez hubiésemos sido amigos...

Entre los dos prevalece tácitamente lo que aún no se animan a decir. Atenta al MUCHACHO, ella trasunta cierta inquietud. Pero la confianza que él le otorga sirve para que finalmente se decida:

 

                                                CHICA

             Mis viejos habían estado discutiendo todo el día, por la casa, por

            lo que debían. Se echaban en cara lo que cada uno no había hecho.

            Yo ya estaba acostumbrada a esas peleas y me iba a dar una vuelta

            o me encerraba en mi habitación a estudiar...

 

                                                MUCHACHO

            Qué estudiás?

 

                                                CHICA

            (Con cierto entusiasmo) Me estaba preparando en el CBC

            para entrar a agronomía.

 

El MUCHACHO demuestra un poco de desconcierto:

                                               

                                                MUCHACHO

            Ah...

 

                                                CHICA

            Pero ese día me pareció que yo era una carga para ellos, que

            tenía que laburar en vez de andar boludiando con el estudio.

            Le dije eso a mi papá. Pero él no dijo nada, sólo me abrazó y yo

            sentí que su corazón le latía muy fuerte.

            Cuando volví de la calle, parecía que se habían calmado, porque

 

                                                CHICA

            la casa estaba silenciosa. Me fuí a mi habitación y me tiré en la

            cama. Al rato, escuché un ruido, un portazo y unas voces que

            hablaban por lo bajo. Me levanté y fuí a la cocina.

            Mi mamá estaba parada cerca de la puerta. Me acerqué a ella y

            ahí lo vi. Mi papá, mirando un revólver que no se de donde saco,

            sosteniendolo en sus manos.

            Lo llamé despacio. Creo que no me escuchó.

            Levantó el arma y nos miró con miedo. Mi mamá cayó sobre mí

            y yo grité. Entonces él me disparó y enseguida lo vi llevarse el

            revólver a la boca.

            Fue un ruido... Era como si toda la casa estallara.

            Me arrastré hasta la puerta. Y salí... y empecé a caminar.

 

Desde el exterior vemos, a través de la ventana, a la CHICA y al MUCHACHO sentados uno frente al otro.

 

 

ESCENA 125

EXT. - BARRIO MITRE - NOCHE

 

Un camino del barrio que conduce hacia la Gral. Paz iluminada. La CHICA y el MUCHACHO caminan juntos, alejándose hacia el puente.

 

 

 

 

 

 

ESCENA 126

EXT.- PARADOR DE PANCHOS EN PANAMERICANA - NOCHE

 

La CHICA y el MUCHACHO comen unos panchos. Ella los come con ganas, mientras los dos hablan animadamente. Escuchamos solamente el sonido del transito del lugar.

 

 

ESCENA 127

EXT. - PARADA DE MICRO EN PANAMERICANA - NOCHE

 

La CHICA está sentada en el escalón de un negocio. El MUCHACHO se acerca y se sienta junto a ella:

 

                                                MUCHACHO

            Tiene que estar por pasar. Me dijeron que tendría que haber

            estado por acá hace diez minutos.

 

Los dos aguardan, mirando hacia la colectora. Luego de un rato, un micro se acerca:

                                                MUCHACHO

            Ahí viene...

 

Ella toma un papel y un lápiz de su bolsillo y escribe su domicilio de Diamante, junto a su nombre. El micro llega y estaciona donde hay un grupo de pasajeros. La CHICA y el MUCHACHO se levantan. Ella le entrega el papel:

 

                                                CHICA

            Tomá. Por si alguna vez pasás por Diamante.

                                                MUCHACHO

            Laura... es un nombre bonito.

                                   

                                                CHICA

            Y vos cómo te llamás?

 

                                                MUCHACHO

            Yo?  Me llamo Esteban...

 

Se miran un momento con intensidad. Entonces ella le da un beso en la mejilla y luego se aleja hacia el micro, donde sube detrás del resto de los pasajeros. La puerta se cierra.

 

ESCENA 128

INT/EXT. - MICRO - NOCHE

 

La CHICA llega a un asiento y por la ventanilla observa hacia atrás. Desde allí ve al MUCHACHO, que permanece parado en la esquina mientras el micro arranca y se aleja. La CHICA gira ahora hacia adelante, pensativa. Luego se sonríe.

 

ESCENA 129

EXT. - PARADA DE MICRO EN PANAMERICANA - NOCHE

 

El micro se aleja y el MUCHACHO se queda contemplándolo. Las manos en el bolsillo. Sonríe para sí. Del bolsillo del pantalón saca la bala y la observa sobre la palma de su mano. La guarda nuevamente y luego se marcha mientras el micro ya lejano, se confunde con el tránsito de la ruta.

 

CREDITOS FINALES.            Buenos Aires, octubre de '96 - 5º versión, septiem. '99